Como se clasifican los CV y la regla de las 6 C

Lo más difícil al momento de redactar nuestro CV, es saber cómo plasmarlo, cómo organizar la información que allí brindamos…

Es por eso que te propongo la siguiente clasificación:

  • CV Cronológico: Es el indicado para plasmar la experiencia profesional ordenada por fecha, situando en primer lugar los trabajos ejercidos hace más tiempo. Suele utilizarse cuando el candidato tiene poca o nada de experiencia y por lo tanto es un CV corto.

Deberás concentrarte en colocar cada uno de los cursos y capacitaciones que hayas realizado.

  • CV Funcional: Aquí, se clasifican las experiencias en relación al puesto ocupado en cada caso.

Se utiliza cuando has tenido muchos trabajos en diferentes puestos, con distintos perfiles a lo largo de tu vida laboral. 

Si utilizas este modelo, quedarán a la vista los períodos en los que no has trabajado, para lo cual, deberás estar preparado, en caso de una entrevista, para poder explicar a que se debió esa ausencia laboral.


  • CV Mixto: Es una combinación de los dos mencionados anteriormente. Se utiliza la estructura del CV funcional indicando las experiencias ordenadas en forma cronológica.

Es el más recomendado y el que se utiliza con más frecuencia.

  • CV Creativo: Hace unos años que está de moda, marca una diferencia en un sector en el que existe alta competencia o cuando se está optando por un puesto en el que se valora altamente la creatividad del candidato.

Ahora que ya sabes, que formato vas a elegir, prestá atención a cuáles son los errores más comunes al confeccionar un CV, así los podes evitar:

  • Información no relevante en demasía
  • Utilización de colores estridentes y exceso de adornos, viñetas, etc
  • Orden no claro ni prolijo
  • Foto no acorde a un CV (evitar usar las fotos que colocamos en las redes sociales)
  • No colocar la información de contacto
  • Utilizar direcciones de correo electrónico no profesionales
  • Cometer errores de ortografía
  • Copiar el cv de otra persona


app cafecito recursosvshumanos

Para que tu CV cause la impresión adecuada en los reclutadores de personal, podés utilizar la Regla de las 6C

Corto:

La extensión de un CV no debe ser superior a una carilla, si logras seleccionar y organizar solo la información más destacable en él, no te será difícil cumplir con esta primer regla.

Claro:

La información no debe ser complicada de leer, cuando hables de tu experiencia, menciona fechas, empresa y puesto o tarea realizada, para que no queden dudas.

Concreto:

La redacción de tu CV debe ser entendible y comprendida por cualquier persona, no utilices términos innecesarios porque puedes causar la impresión contraria a la que buscas.

Coherente:

En esta regla, hay que prestar atención a la forma en que redactas tu CV, es decir, tu ortografía, ya que la forma en que nos expresamos habla mucho de nosotros.

Crítico:

Para asegurarte que cumpliste con las reglas anteriores, pídele ayuda a un amigo, para que lea tu cv, así te aseguras que lo que está allí escrito, no solo define tu perfil, sino también que está claro.

Convincente:

Todo lo que reflejes en el CV debe poder ser chequeado, ya sea con constancias y certificaciones de los cursos y capacitaciones que tengas, así como las referencias laborales.

Algunos links interesantes relacionados al tema:

CV Ciego ¿De qué se trata?

Como hacer un CV para iniciar con la búsqueda laboral

CV Video, una herramienta que llegó para quedarse

Curriculum Vitae: su evolución

[ratemypost]

Volver a página de inicio

amamos lo que hacemos

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *